<a href="http:/

/www.cyanmag.com/wp-content/uploads/2011/02/joe-crepusculo-nuevo-ritmo.jpg”>Un disco que se resume nada más empezar con la frase inicial de Tus Cosas Buenas: “pon tu cabeza junto a mí / quiero darte sombra, América Latina”. Aunque el grito inicial puede sonar al vídeo de Adriansito, el niño más bonito, hay que resistirse a banalizar y marujear el análisis de la grabación buscando el sentido superior que ha querido encontrar Joël Iriarte.

Cuarto álbum de estudio de Joe Crepúsculo, cuatro temas reconfigurados de Escuela de Zebras (2008), otros cuatro cambiados de Supercrepus (2008) y cuatro nuevos, olvidándose de Chill Out (2009). Con Nuevo Ritmo ha cambiado de compañía discográfica (de Discoteca Océano a Canadá) y la mudanza de casa (dentro de la misma Barcelona) supone la ambición de asaltar una mayor cantidad de público, obviamente, en América Latina recurriendo a los sonidos hispanos. No tardará en cruzar el charco Joël con una extensa gira por Centroamérica y Sudamérica seguramente en los próximos meses.

Crepúsculo, en su naturaleza de mente abierta, versiona dando en la diana
pese a algunos sustos pachangueros

Crepúsculo siempre se ha mostrado muy abierto de mente entre trabajo y trabajo, ha pasado de himnos techno-pop a sonidos mediterráneos recalando ahora en las armonías más hipanas del otro lado del charco. Él nunca se ha cortado un pelo por lo que la intención del disco es bastante limpia, no se queda a medio camino, aunque el batiburrillo de temas nuevos con antiguos de otros discos hacen de la grabación un puzzle difícil de encajar en ciertos tramos. Su visión de explorador llega ahora a estos mordiscos latinos, Gabriela con sus apegos de canción ligera hispana, de maquillaje mariachi; La Canción De Tu Vida, ese tran-tran latino que incluso suena el acento hasta algo retocado en ese guiño a América; el country latino de Los Cazadores. Esas son las líneas generales. Los puntos más lúcidos son la elegante introducción de la bossa en El Día de las Medusas y el guiño a la canción hispana, rozando lo argentino, en piezas como Los Viejos, donde el (habitual) horrible (y exitoso) timbre de voz de váter de bareto de Joe se esconde sonando hasta suave y decente. Claro que hay momentos que asustan cuando toca la frontera de vídeo cutre latino de Youtube, la verbenera El Fuego de la Noche o el (cuasi) reggaeton de Escuela de Zebras; eso o es que ya hemos marujeado.

Joe Crepúsculo
Nuevo Ritmo
[Canada]
6/10

[jwplayer config=”CYAN mag” mediaid=”9355″ plugins=”adtvideo,viral-2″ adtvideo.config=”http://reachandrich.antevenio.com/call/pubj/18936/134567/4332/M/%5Btimestamp%5D/%5Btarget%5D?”]

zp8497586rq