Cinco de las salas más especiales de la capital (Galileo Galilei, Joy Eslava, Shoko Madrid, Penélope y But) han acogido cinco momentos inolvidables con una tónica común: sin cobertura y con la mejor compañía. Mahou arrancó la segunda edición de su experiencia Cómplices prometiendo acción de la mano de cinco artistas para todos los gustos. Abrió Marlango, y les siguieron Kiko Veneno, el rapero Porta, Mclan y Andrés Suárez.

¿Y cuál es la diferencia con un concierto? Por si estos alicientes fuesen pocos, al acabar el concierto los asistentes pudieron disfrutar de un rato junto a los artistas, charlando con ellos y preguntando lo que siempre han querido saber. Esta cercanía se sumó a la aportada por escenarios diseñados específicamente para un contacto entre artistas y público mayor del habitual. Esta primera ronda de conciertos ha terminado, pero quien quiera apuntarse a las siguientes, a partir de octubre de 2015, puede darse una vuelta por la web de Mahoudrid para tener más información.

En esta nueva apuesta por la cultura, Mahou continúa su estrategia de impactar a pie de calle con acciones locales y que cualquiera pueda disfrutar. Aún nos relamemos recordando el último Estamos de Tapas

Esta experiencia única arrancó con el característico color rojo de la sala Galileo Galilei, y una ambientación llena de sofás en la que artistas y banda parecían estar de lo más cómodo. Poco podemos decir de la energía de Leonor Watling que no sepa ya quienes siguen al grupo. Un conciertazo en toda regla.

Aún con el subidón en el cuerpo, el segundo día le tocó a Kiko Veneno y Raül Refree hacer de Cómplices de Mahou algo irrepetible. La magnitud de Joy Eslava queda en un segundo plano ante un escenario ideal para un evento así, una vez más cómodo para artistas y público. Un público que, por cierto, se volcó con el artista y preguntó después por sus referentes musicales y gustos; una jornada inolvidable cerrada por el gran Coque Malla.

Kiko Veneno

Porta

El tercer día de conciertos acogió a Porta en la sala Shoko Madrid. A las 20:30h Alex O’Dogherty saltó al escenario para dar el pistoletazo de salida por tercera vez y dar paso a un espectacular show, precedido una vez más de los minutos de preguntas al artista. La noche siguiente era el turno de los míticos M-Clan, para los que sobran presentaciones. Carlos Tarque y Ricardo Ruipérez hicieron vibrar la sala con su rock energético y vitoreado hasta la saciedad por los asistentes. No fue menos el maestro de ceremonias, un Miki Nadal que, como siempre, hizo reír hasta al apuntador.

Y cerró Andrés Suárez en una sala But engalanada para la ocasión. La protagonista indiscutible de la noche fue la voz de Suárez, que conquistó a todos desde la primera nota hasta la última de las respuestas a las preguntas de los asistentes. Un colofón inmejorable de un evento al que queremos volver (recordad que en octubre habrá más).

Andrés Suárez

Puedes ver y descargar más fotos de los conciertos en el Facebook de Mahou.