El músico británico Phil Collins ha anunciado que deja la música por los persistentes problemas de salud que le impiden continuar cantando y componiendo, según recoge la revista People.

El batería y cantante de Genesis señaló que las más de tres décadas tocando la batería le han producido varios problemas médicos, como la pérdida de capacidad auditiva, una vértebra dislocada y daños nerviosos. “Ya no pertenezco a ese mundo y no creo que nadie vaya a echarme de menos. Estoy mucho más feliz haciéndome a un lado completamente”, señaló Collins, quien vive ahora en Suiza.

Leer noticia completa.