Todavía no se ha cumplido un año desde que viera la luz el primer y único trabajo de estudio del sexteto madrileño Hola a Todo el Mundo y ya han logrado meterse en el bolsillo a propios y extraños en festivales y pequeñas salas del panorama indie con las diez pistas compiladas en el álbum. Todo el dinero y tiempo que han sacrificado para lograr autoeditarse el disco (que lleva el mismo título que el nombre de la banda) ha tenido su merecido reconocimiento.

Pero HATEM no ha salido de la nada, la formación aparece en 2006 y con varios temas colgados en MySpace consiguen tocar en festivales como Wintercase 2008 o Primavera Sound 2009, llevando su música de corte indie-pop y folk a la esfera underground nacional. Algunos comparan sus particulares sonidos con bandas como Arcade Fire, Animal Collective e intérpretes como Yann Tiersen, sin embargo sus melodías alegres y relajantes tienen un marcado carácter folclórico español.

La decena de canciones que recoge el disco Hola a Todo el Mundo hacen uso de diversidad de instrumentos, lo cual permite que cada vez haya menos dudas sobre la capacidad de composición de los madrileños. Cuando la gente escucha las canciones por primera vez comprende rápidamente el porqué de la tardanza en sacar el álbum. Hasta diez minutos es lo que duran varias de las pistas, como es el caso del hipnótico Golden sun, de composición cargada de altibajos repentinos y vibrantes coros masculinos y femeninos. Tampoco se queda corta A movement between these two, el tema más elaborado, con una fabulosa interpretación de flauta seguida de una armónica que lleva el ritmo de la canción hasta que hace su aparición el violín y los tambores. En definitiva, una variopinta escala de instrumentos de viento, cuerda y percusión finalizada con unos coros similares, quizás exagerando, al mítico Bohemian rhapsody.

[jwplayer config=”CYAN mag” mediaid=”6250″ plugins=” adtvideo,viral-2″ adtvideo.config=”http://reachandrich.antevenio.com/call/pubj/18936/134567/4332/M/%5Btimestamp%5D/%5Btarget%5D?”]

Nada desdeñable es Hatem Prayer Team, donde las palmas, la guitarra española y unas inesperadísimas castañuelas hacen deleitar los oídos de aquel que la escuche. No falta de nada al disco. Esperamos con inquietud su segundo trabajo, mientras tanto podremos disfrutarlos en lo que queda de año por Vigo, Pontevedra, La Coruña y Zaragoza a principios del mes de diciembre.