2010: el estado de la música indie (I)

Comenzamos una serie de cinco capítulos que publicaremos cada uno de los días de esta semana sobre las 25 grandes cosas que han ocurrido en el mundo de la música en 2010.

25. EL INDIE ESPAÑOL ES MASIVO
Bandas como We Are Standard, Lori Meyers o Triángulo de Amor Bizarro han vivido el año de su consagración, empezaron de la nada, de esa música alternativa patria en la que no se come uno un rosco para arrastrar a las masas indies nacionales en todas la ciudades y festivales. Los vascos no han sacado disco como tal, solo uno de remezclas, pero allá donde van llenan la sala a base de sus ritmos dance rock para crear “su propio sello de calidad” como ellos mismos nos contaron. A los de Granada les han caído muchas críticas por aliarse con ciertas tendencias mainstream en su nuevo disco, Cuando El Destino Nos Alcance, pero ellos mismos dijeron que hicieron lo que sintieron y que eliminaron muchos prejuicios con la producción. Mientras, los gallegos, con un carácter más apático para unirse a las grandes audiencias, se han dedicado a hacer una grabación encriptada y escalofriante que pone los pelos de punta.

24. LOS DISCOS DE 2011
Alegría para el cuerpo al escuchar lo que se avecina con el nuevo año. Prontito tendremos lo nuevo de La Casa Azul, La Polinesia Meridional, y de momento nos conformamos con Todas Tus Amigas, el sencillo de adelanto, estará Lady Gaga en febrero con un nuevo largo y después de las buenas sensaciones dejadas en Madrid y Barcelona recientemente se espera como “agua de mayo” y, continuando esta senda bailable, The Ting Tings también estará con su segundo disco (Kunst) en los primeros días de 2011, con el adelanto del tema Hands, además de Cut Copy (febrero) y Hercules & Love Affair (enero).

Muy esperado el regreso de The Strokes con un cuarto álbum que ha tardado cinco años en llegar; lo mejor de todo es que sabemos que estarán en España en julio con un cartel inicial del FIB anunciado espectacular: los propios neoyorquinos, Arcade Fire, Portishead, Arctic Monkeys y Primal Scream. No estaría mal que se pasase Radiohead: los de Oxford habían filtrado que el nuevo disco podría estar a finales de 2010 pero quedará con toda probabilidad para el año que viene. Sigiendo el indie-rock americano, Conor Orbest trae de vuelta su mejor proyecto, Bright Eyes, en un anuncio bastante reciente, y bajando un pistón en blando, los suecos Peter, Bjorn and John en marzo estrenarán largo. Cambiando de tercio a las chicas, una diosa, PJ Harvey ya ha dado una adelanto de su próxima grabación de estudio, Let England Shake, y una que aspira a llegar a su altura, Lykke Li, también estará pronto sobre la primera plana del indie mundial.

23. HOT CHIP – ONE LIFE STAND
El quinteto inglés es de la poca élite que hay en la música británica en estos días. En este cuarto álbum, Hot Chip dejó diez piezas cosmopolitas más cercanas al consumidor electro-pop (Take It In), con su habitual receta de evasión mental y baile. El tema que da nombre al disco refleja lo rico y emocional que han girado en detrimento de la sensibilidad dance. Pero no han perdido el ritmo que les hace tan amigos de la pista de baile, esa misma canción nos muestra un estribillo soul de proporciones épicas.

22. LOS PLANETAS – UNA ÓPERA EGIPCIA
Lo vuelven hacer. Los granadinos cantan lo que queremos escuchar, perturban con esas historias del día a día, del flamenco andaluz (Señora De Las Alturas), de la tradición, tornan a sonar a nuestra vera. La caja de exquisiteces se abre con (una) La Llave Del Oro, una rareza instrumental sureña que da paso al pop de guitarras constantes y aceleradas de Corona de Estrellas y Soy Un Pobre Granaíno, canciones ‘planetarias’ de banda sonora de cualquier vida. Con los relatos de amor ya presentes, la asociación de Jota con Ana (La Bien Querida) en No Sé Como Te Atreves es un perfecto casamiento vocal de un diálogo de amor hiriente pero incapaz de desprenderse.

21. ANTONY AND THE JOHNSONS - SWANLIGHTS
¿Cómo cantar la belleza de la vida con tanta pureza? Solo lo hace Antony, capaz de parar el tiempo, de ver la realidad a cámara lenta con los ojos cerrados y flotando por el aire de sus cantos celestiales (Everything Is New). Hegarty vuelve a tocar las teclas sustanciales de las emociones vagabundeando en lo más profundo de los sentimientos humanos (I’m In Love), añadiendo el fino e invisible tacto de un hilo para exaltarlos (y en muchos despertarlos de su letargo). Ejerce de nuevo la cirugía espiritual con precisión, colándose en las cuevas más recónditas del psique (The Spirit Was Gone), susurrando (The Great White Ocean), alterando de la suave y precisa pulsación del piano al sosegado tempo de la guitarra. Su siempre calibrado timbre dibuja un registro de espirales para crear vorágines épicas solo en los momentos necesarios (Thank You For Your Love), interrumpiendo esa carrera dramática para aliviar la transmisión sentimental y subrayar la espiritual. Swanlights es un ejercicio de alimentación del alma.

Es posible que te interese leer...

Comentarios

Trackbacks

  1. cajadesastre dice:

    2010: el estado de la música indie (I): Comenzamos una serie de cinco capítulos que publica… http://bit.ly/gDXrfw #diseño #arte #arqu



Escribe un comentario

Lo último en Música
Últimos artículos: