En los últimos tiempos el término arquitectónico se emplea frecuentemente como adjetivo en moda, haciendo referencia a un patronaje muy estructurado o elaborado; pero, ¿qué pasa con la joyería?, en el caso de los anillos de Phillipp Tournaire el calificativo, describe fielmente la realidad de estas originiles piezas, en un sentido muy literal.

Sólo hace falta echar un vistazo a la última colección del diseñador francés, ‘Cité Carré‘, inspirada en edificios míticos de las urbes más cosmopolitas. Un artesano que lleva a más de 35 años creando piezas únicas con unas características muy peculiares,  tomando referencias de la geometría, la historia del arte, o la ciencia, como buen apasionado a estas materias.

En sus joyas prima el diseño y las combinaciones de color, sin olvidarse de los materiales más sibaritas, entre sus preferidos el oro y platino, y los brillantes. Además de las colecciones especiales cuenta con líneas clásicas que no dejan de ser de lo más sofisticado. Un estilo muy peculiar un pretencioso desorden – muy ordenadado en realidad-  que le han hecho convertirse en todo un referente en el mundo de la orfebrería.

Mas info