Con más de dos años de adelanto sobre la cita Olímpica de Londres 2012, se han presentado las mascotas oficiales para que empiecen a formar parte de nuestro entorno. Valoraciones estéticas aparte, destacan por ser las primeras modeladas tridimensionalmente. También muestran aspectos originales como su acabado metálico o sus referencias a características de la capital británica.

Se trata de dos personajes, Wenlock y Mandeville, que como nos cuentan en un video, han sido creados de las dos últimas gotas de acero utilizado para la construcción del Estadio Olímpico: “Por eso somos tan brillantes; reflejamos a la gente, las cosas que conocemos en el camino a través del Reino Unido”. Otra característica que destaca es la presencia de una lente a modo de monóculo, con la que graban todas sus vivencias. Esta pareja, que representa a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, ha sido diseñada por el estudio Iris, responsable de numerosas campañas publicitarias para grandes multinacionales.

Wenlock recibe el nombre por un pueblo británico, Much Wenlock, el cual se encuentra en el origen de los JJ.OO. modernos. En el siglo XIX, el barón Pierre de Coubertin fue invitado a observar unos juegos basados en los de la antigua Grecia. Este hecho le inspiró para la creación de los actuales Juegos Olímpicos. Del personaje destaca su luz inspirada en la de los taxis de Londres y su cabeza basada en la cubierta del Estadio Olímpico.

Su compañero Mandeville también debe su nombre a una localidad inglesa. En este caso se trata de Stoke Mandeville, donde surgió el germen de lo que hoy son los Juegos Paralímpicos. Durante los JJ.OO. de Londres 1948 se celebró en este pueblo una competición para los veteranos de la II Guerra Mundial que se habían visto obligados a depender de una silla de ruedas. Este acontecimiento creció hasta convertirse en los actuales Juegos, destinados a cualquier tipo de discapacidad.

Sólo el tiempo nos dirá si se convertirán realmente en símbolos representativos como Cobi (Barcelona 92) o se quedarán en la indiferencia de Olly, Sid y Myllie (Sydney 2000).