Somos instinto, somos animales. Algo que sabe muy bien el ilustrador Aitor Saraiba, que presenta su segunda exposición individual en La Fresh Gallery (Madrid).

El artista nos tiene acostumbrados a discursos de lenguajes infantiles donde siempre priman los animales y la poesía, y le damos las gracias por no olvidarse de ellos para esta nueva muestra en la galería madrileña. Admirable es, sin duda, la capacidad que tiene para endulzar lo agrio y amargar lo azucarado; mostrando una interpretación espontánea de arco iris, cervatillos y pajaritos.

Para esta ocasión, Aitor nos remite a un mundo más salvaje, más en contacto con la naturaleza, con la matriz. El artista acompaña sus dibujos con pequeñas esculturas/ instalaciones, fotografías y algún que otro lienzo (quizás lo más flojo de la exposición) que nos remiten a las tribus de los nativos americanos, eso sí, sin rastro de personas. Olvidémonos de fumar la pipa de la paz que por ahí no van los tiros; nos habla del contacto más directo y sincero con el origen.

Lo mejor de la exposición es que podrás disfrutar de algunos de los trabajos que ya presentó en su anterior paso por la misma galería: la ilustración, el (maravilloso) origen de Aitor Saraiba.

Lo dicho: somos instinto, somos animales. Eso sí, animales rosas, que así lo ordena mister Saraiba. Hagámosle caso.

“El orden ha sido vencido” de Aitor Saraiba.
La Fresh Gallery. Conde de Aranda, 5. Madrid.
Hasta el 19 de marzo. Entrada gratuita.