Se levanta el telón y comienza una danza macabra, ancestral, donde unos personajes con los ojos vendados eligen su posición en el tablero, para amar o destruir a una confundida Electra.

La revisión del texto de Galdós, estrenada en el mismo Teatro Español en 1901 y que supuso un absoluto escándalo social por su mensaje político, feminista y anticlerical, hace un gran esfuerzo por hacernos comprender los motivos que mueven a unos personajes que sin duda pertenecen a otro tiempo. Sólo Electra, una adolescente que reclama libertad e independencia, negándose a vivir bajo la moral religiosa y la subordinación familiar, pertenece a nuestra época, a nuestra propia manera de ver el mundo.

El texto de Electra es un clásico y como tal resulta exigente con el público, es complejo y aporta varias lecturas de naturaleza social y simbólica. Electra no es El Club de la Comedia, es un monumento literario, y no te lo puedes perder.