Nuestro corazón late al compás cuando vemos entrar a Paco Clavel en la cafetería del Círculo de Bellas Artes de Madrid, el punto acordado para hablar sobre sus proyectos, su vida, su programa de radio, su reciente exposición Automenaje y para resguardarnos del calorazo de agosto que adormece la ciudad.

Nos da un beso acompanado de un coqueto puss puss, sonriente, cercano a pesar de ser un icono absoluto del underground castizo y se apunta encantado al juego que le proponemos, una entrevista sin preguntas, solo palabras sueltas sobre las que charlar  para luego divertirnos (diversión es la palabra que mas aparecera en la conversación) tomando fotos en la terraza del Círculo, desde donde se domina la ciudad y donde Paco despliega incesante su jugoso atrezzo de plásticos brillantes, plumas de marabou, gafas imposibles, sombreros de chulapo… el artista multidisciplinar se convierte en el centro de atención de los visitantes de la terraza, se divierte. Un niño señala curioso su perilla verde y pregunta si tiene un trozo de lechuga, a lo que Paco Clavel asiente y matiza “de lechuga fresca”, despertando unas carcajadas en el personal.

Así pasamos una hora entre anécdotas, fotos y risas hasta que tiene que marcharse a tomar un refrigerio a La Latina con Kiki d’Aki, mezclándose entre el gentío que acude a esas horas al teatro del Círculo. Nosotros nos quedamos con muchas ganas de visitar ese Automenaje expositivo, donde reúne las piezas artísticas que ha ido coleccionando a lo largo de su vida y su Amistad, con mayúscula, con artistas. Empezamos.

Automenaje
Es una palabra que he inventado yo, un divertimento, se disecciona la palabra, excluimos la H y entonces te queda un AUTO pero MENAJE, donde pueden caber muchas cosas, desde una sartén a una joya falsa, ¡cualquier cosa! Es un juego de palabras con referencias al cutrelux, algo donde todo puede caber.

Guirigay, su programa de RNE
Es una palabra muy relacionada con la anterior, ¡un guirigay! Es como entrar de repente en un corral donde hay gallinas, pavos, pollitos y muchos ruidos humanos. Una especie de MIX. A mí me han gustado mucho siempre esos antiguos vinilos de grandes éxitos, que reunían canciones horrorosas y buenas, de las que tu podías elegir las dos o tres que te gustaban, sin ser un rollo temático.

Cartel de 'Automenaje'

San Remo
¡Uy! ¡Soy ADICTO al festival de San Remo! Me encanta y lo sigo. Me gusta también el de Benidorm pero sin duda San Remo fue el pionero en Italia, y después ya salieron el resto de festivales pop de Europa. ¡¡Y unas canciones…!! Ahí apareció el Volaré de Domenico Modugno, ¡figúrate! Me encanta porque es una exposición de la música europea, y porque ponían unas normas muy divertidas, como que los artistas extranjeros tuvieran que cantar en italiano. Y el repertorio de principios de los sesenta tiene canciones maravillosas. No he podido verlo en directo porque bueno, ahora ya es otra cosa, su edad de oro fueron sin duda los sesenta.

Movida
Un momento muy especial de la sociedad española en general, y si nos referimos a Madrid fue la gran etapa de la mezcla, de la nueva ola, del punk (que llegaba algo retrasado de Inglaterra) y de la diversión, de juntar moda, pintura, literatura (aunque de esto no tanto)… Madrid era entonces muy divertido, había muchos sitios para pasarlo bien con muy poco dinero y en cualquier momento te avisaban de que un grupo estaba tocando en un cuchitril, y ahí que ibas, cosa que ahora es mas difícil. Madrid se ha quedado más gris, ha dado un bajón, diría que se ha vuelvo mas retro, pero de retroceso. La ciudad tenía un aire de libertad, de cambio, que ahora la gente no tiene, ¡con la que esta cayendo, además!

Iznatoraf
Cuando me preguntan dónde nací, yo siempre digo que en el Mundo, que es todo desde la India a Nueva York pasando por Jaén y La Mancha, pero Iztaroaz es donde nací (aunque fui muy pequeño a Valdepeñas). He tenido épocas de estar más alejado, pero ahora, cuando tengo una oportunidad, vuelvo; además es un pueblo precioso y yo me identifico mucho con su olivar, con su entorno… es un sitio muy elevado, como una isla de tierra muy peculiar, y algo de eso se me habrá pegado.

Cutrelux
El cutrelux me lo inventé yo para poder expresar lo que quería ofrecer artísticamente, tanto en lo musical como en mi imagen de cara al público: una mezcla de las cosas cotidianas, el glamour, un poco en línea con el rollo Warhol pero sin tanta pretensión. Creo que sigue siendo mi sello personal y siempre trato de customizar cosas que encuentro y que me parece que me puedo poner y llevar a mi terreno, ¡mira lo que tengo aquí! ¡Un ladrón! (ríe agitando su anillo) ¡Para ir enchufándome por ahí!

Berlin Cabaret
Fíjate si habré actuado yo en sitios diferentes, desde cuchitriles, el Rockola y hasta en Mónaco, en el Baile de la Rosa… pero es con el Berlin Cabaret con el que llevo ligado más tiempo, incluso con otros nombres, llevo más de quince años seguidos actuando; y oye, ¡igual de cómodo que en lo de Monaco!

-No nos resistimos a pedirle que nos cuente mas de tal evento monegasco-

Pues fue una cosa muy divertida, un auto-homenaje (ahí sí) con Almodovar, con Alaska, con Rossy… Nadie nos conocía, pero la gente estaba súper receptiva y alucinada, ¡fíjate tú! Carolina y toda su corte monegasca, ¡con lo que habrán visto en Nueva York y en el Studio 54! Pues alucinaron con nosotros. ¡Fue como un CUTRELUX en la CORTE! Y Carolina, que está tan vivida, es súper cariñosa, preguntó por mí incluso (imita un poco la voz diciendo “¿dónde está mi novio?”) porque yo le llevé un regalito, una grabación del Carolina Querida de Moncho Alpuente, que le hizo muchísima gracia. Fue sorprendente para todos.

Twist del Autobús
Musicalmente, mi gran éxito. Cuando la compuse todavía nos llamábamos Bob Destiny y Clavel y Jazmín, que cogí el nombre de un espectáculo de Torrebruno que me hizo mucha gracia. Al grabar ese disco a través de la gente de Vía Láctea ya nos quedamos como Clavel y Jazmin, y la canción comenzó a sonar mucho en radio Onda 2. Sonaba tanto que se interesó por nosotros una multinacional, que nos querían fichar a todos, pero ya en una empresa, así, no era lo mismo; lo importante era vender y, claro, muchas cosas no funcionaron.

Tarjetón de 'Automenaje'

Amigos
¡Pues yo mantengo amistad con mucha gente todavía! Desde personas que te ibas encontrando, como Pedro Almodóvar, que entonces me lo encontraba en el rastro con Fabio (McNamara), cantando… y todavía cuando le he pedido una colaboración ha respondido, como cuando grabé el disco con duetos. Todos dijeron que sí, Fabio, Alaska, Pedro… que fíjate que ya había Ganado el Oscar, ¡y estaba ya en el top! Pues le propuse grabar el Twist del Autobus, ¡y ahi está! Y todavía veo de vez en cuando a Ouka Leele, a Olvido, a Iñaki de Glutamato Ye-Ye, a Kiki d’Aki… y desde luego gente joven, como el colectivo BASURAMA, me interesa mucho la gente nueva que aporte algo diferente.

Moda
Pues mira, generalizando, TODO es moda, desde el momento en que nacemos desnuditos y van y te ponen tu toquita azul o rosa, y ya es como una primera tarjeta de presentación. La moda, los colores, deben ir con tu personalidad y nunca al revés, yendo a rastras de lo que la moda impone. La moda es una proyección de ti mismo, yo lo veo como un rollo muy personal.

Madrid
Pongamos que hablo de Madrid…
(canturrea a Sabina y ríe). Madrid es maravilloso, ¡Madrid ME MATA! (como el fanzine ochentero)… Madrid, comparado con otras ciudades que he visitado, tiene una cosa como de poblachón manchego, grande, disparatado (un poco para mal), pero aún hay sitios donde te puedes mover y estar cómodo, y la gente no es nada distante (aunque en esto estamos cambiando un poco a la europea)… pero mira, es la ciudad donde vivo y más o menos es mi favorita; también me gustan otras más pequeñas, más recoletas… pero si, Madrid me mola.

La exposicion ‘Automenaje’, comisariada por Paco Clavel y producida por Luis del Campo, puede visitarse del 14 de agosto al 15 de Septiembre en Valdepeñas, Ciudad Real (C/ Bernardo Balbuena, 2)

Fotos: Verónica Bello
Agradecimientos: Verónica Bello, Círculo de Bellas Artes de Madrid