Carla Andrade (Vigo, 1983) poco a poco se está postulando como una abanderada de las tierras de la morriña junto a nombres como David Catá (Lugo, 1988) o Jesús Madriñán (Santiago de Compostela, 1984), de los que ya hemos hablado en CYAN mag. Pero se hacía tremendamente necesario hacerlo de Carla, cuyo año, lleno de exposiciones y premios, ha sido uno de los más envidiados por todos.

Definitivamente el 2013 ha sido tu año: exposiciones, premios, selecciones… ¿contenta con el balance?

Sí, muy contenta, claro. Ha sido un año de importantes avances. Es fantástico ver como vas alcanzando, poco a poco, los objetivos que te vas marcando. Siempre resulta una motivación necesaria recibir un feedback positivo del trabajo realizado. Además, al dedicarme a algo que para mi significa una forma de adaptación, una necesidad vital, nunca espero demasiado. Así, todo lo que pasa se convierte en un gran acontecimiento y una alegría. Este año han pasado cosas que jamás me hubiera imaginado, como que algunas de mis fotos estuvieran colgadas en las paredes del Guggenheim o que el Marco de Vigo me ayudase a producir un proyecto para luego exponerlo en el museo.

Carla Andrade. Fotografía de Lois Patiño.

Carla Andrade. Fotografía de Lois Patiño.

Encima acabas de recibir la ayuda INJUVE para financiar un proyecto que realizarás Nepal en 2014, a donde te vas con una beca de residencia artística. ¿Una buena guinda para el pastel?

Esta nueva aventura en Nepal es muy importante para mi, tanto a nivel personal como, espero, lo que va a aportar a mi trabajo. En mi último proyecto “Geometría de ecos” he comenzado a reflexionar sobre la idea de vacío, su representación en el espacio, como afecta al cuadro general con que se aborda el estudio de la realidad… Siempre me he sentido muy atraída por la filosofía oriental para la cual el vacío o la vacuidad cumple un papel fundamental, posee una función activa, enlaza el mundo visible a un mundo invisible. En Nepal pretendo acceder de primera mano a estas ideas mediante los textos clásicos taoístas, las enseñanzas que se imparten en los templos budistas, etc. Me quiero empapar de todo eso. Además, quiero experimentar, estoy en un momento de mi trabajo en el que cada vez me interesa más la experiencia, la percepción emocional, la intensificación del presente, la novedad psíquica… Por eso, creo que Nepal es un buen lugar para tratar de vivir en ese umbral del ser; ya que al tratarse de una cultura distinta y nueva para mi, anularé todas las bases o principios y todo tendrá un carácter inesperado. También estoy interesada en sus paisajes, en sus montañas, y en su connotación espiritual. Nepal será una etapa más y necesaria para mi formación, primero, y después espero que de ahí surja algún trabajo interesante.

Residencias artísticas en Bilbaoarte Fundazioa (España), ARNA (Suecia) y Herhúsið (Islandia) y en 2014 te espera Nepal y La Rioja. ¿Necesario para el artista, sobre todo en los tiempos que corren?

Supongo que depende de lo que busques. En mi caso me ha resultado muy interesante, ya que he podido vivir en otros países o lugares en los que estaba interesada para mis proyectos. Es el caso de Islandia y Suecia, si no fuera gracias a las residencias no me hubiera podido permitir vivir allí unos meses. BilbaoArte ha sido muy enriquecedor, sobre todo por poder trabajar cerca de otros artistas y poder ver como son otras dinámicas y aproximaciones. Los seis meses que he vivido en Bilbao han sido verdaderamente fructíferos ya que he conocido de cerca el sólido tejido cultural que tiene esta ciudad en comparación con el resto de España, así como a artistas increíbles de los que he aprendido mucho. Nepal supondrá un avance vital y una etapa de profundización en ciertos conceptos que me interesan y la residencia que realizaré en junio de 2014, en el pueblo riojano Villoslada de Cameros, supondrá una oportunidad fantástica para estar en contacto con la naturaleza, trabajar en tranquilidad y continuar realizando obra en un entorno de lo más propicio para ello.

Serie "Geometría de ecos" (2013). Carla Andrade

Serie “Geometría de ecos” (2013). Carla Andrade

Uno de los aspectos que llama la atención de tu currículum es que no vienes de estudiar Bellas Artes como es habitual, sino Comunicación Audiovisual, ¿crees que ha sido positivo a la hora de desmarcarte del resto de artistas?

No puedo saber si ha sido positivo o negativo, ni como sería mi trabajo si hubiera cursado estudios de Bellas Artes. Soy bastante consciente de la importancia de la honestidad a la hora de realizar tu trabajo y de ser fiel a uno mismo. Pero para saber definirte es fundamental tener una buena formación ya sea reglada o no. Cuando hablo de formación me refiero a ser perceptivo con todo lo que sucede a tu alrededor, ser curioso y tener ganas de vivir experiencias. Y por supuesto, aprender, leer, ver, viajar… No dejar nunca de profundizar en tus intereses. Quizás, el no haber hecho Bellas Artes me ha liberado de ataduras de corte academicista que si que he visto en algunos artistas. Es algo que es lógico, si te enseña un maestro al que admiras, se convierte en tu referente y genera un estilo, una corriente o una generación de artistas. Esto es bueno. El problema es cuando se pretende buscar una fórmula, aprender unas reglas, unas normas universales para hacer las cosas. O los profesores que te lo enseñan así, que así debe ser. Evidentemente el arte, como todo lo que pertenece al mundo de las ideas, no es cuantificable, ni objetivo, el todo no está dado. Lo importante es tener un criterio propio, cuyo origen esté en nosotros, tras haber decodificado toda la información que vamos absorbiendo a lo largo de nuestra vida. Pero sí, reconozco, que esa “libertad” en la forma en la que elijo y abordo los temas que trato forma parte de mi discurso, y también es debido a que nunca me había propuesto ser artista, eso vino después.

 

Serie "Paths To Land" (2012). Carla Andrade.

Serie “Paths To Land” (2012). Carla Andrade.

Como estamos viendo, tu año ha estado lleno de logros. Al margen de poder contar con un poco de suerte, todo está basado en una evidente calidad plástica y creativa, pero me imagino que hay que estar al tanto de todos los concursos y posibles plataformas de promoción. ¿Cómo es tu día a día a la hora de comunicar  o dar a conocer tu trabajo?

Creo que lo más importante es la obra, mucho más que la visibilidad. La clave de todo está en el trabajo, ya que no somos nosotros, es él el que nos lleva a los sitios. Por eso, es importante adquirir un compromiso profundo con el trabajo que realizamos. Pero bueno, también hay que darlo a conocer mediante ciertas estrategias de difusión. No creo que el sistema esté demasiado bien organizado ni que sea del todo justo. Pero, al margen de las muchas mejorías que se podrían hacer, si queremos entrar en los circuitos artísticos, los certámenes y convocatorias son una buena manera, en los inicios, de dar visibilidad y de crearte un buen currículum, que a fin de cuentas es lo que va a acreditarte de cara al exterior. Hay que tratar ser mejor todo el tiempo, que cada trabajo que hagas sea mejor que el anterior, y ponerte metas, cada vez más ambiciosas pero realistas. En mi día a día hago de todo, estar al tanto de todo lo que sucede en el exterior y al mismo tiempo de todo lo que sucede en mi interior. Trabajar con entusiasmo, exigiéndote pero no ahogándote. Esto ya viene dado cuando lo que haces parte de una necesidad

 

Serie "Paths To Land" (2012). Carla Andrade.

Serie “Paths To Land” (2012). Carla Andrade.

Naturaleza, silencios, horizontes, vacíos, cierto misterio, bruma. Tu línea de trabajo se plantea clara y coherente. Pero, ¿qué quiere contar Carla Andrade?

Mi trabajo no pretende contar nada en concreto, una característica importante es que no establece ninguna narrativa, habla de temas muy universales que se podrían resumir principalmente en dos; el tiempo y el vacío. Me interesan estos conceptos porque aluden a los límites de la realidad: el tiempo, por ejemplo, no es directamente perceptible sino como parámetro del cambio. El vacío, por su parte, es el límite máximo en la rarificación de la materia, su ausencia. Asimismo, me interesa el hecho de que la carencia de límites de lo visible, incluye y excluye al hombre que ve y ve siempre que lo están abandonando. Pero, como explicaba anteriormente, me interesa la experiencia, lo sensorial y lo emocional. Todo mi trabajo es una investigación, no da respuestas, abre vías especulativas. Se acerca a lo incuantificable y a lo no racional; a lo poético y a la experiencia estética. Trabajo directamente con la realidad, la cual no intervengo en absoluto, sin embargo mis trabajos no tienen una relación directa con la realidad, es una realidad que no se constituye de forma completa necesariamente. No remiten a ningún arquetipo, tratan de tener un ser propio, una ontología directa. Tampoco tienen necesariamente un hilo conductor, ni una continuidad, ni una cronología. El verdadero eje vertebral es la forma en que se compone el espacio y el tiempo. Me interesan ideas como la negación (de la prudencia científica), la actualidad (estar en el presente de la imagen. Hablar desde el umbral del ser, así todo tiene un carácter inesperado), la resonancia (no surge de una causa, son una repercusión), la variabilidad, la fragmentación, la deriva y la duración del tiempo. Se trata de generar impulsos visuales que generen un lenguaje-realidad.

Los elementos que nombras, y que son muy característicos de mi trabajo, conforman, en cierto modo, símbolos de esta búsqueda. Todo acto artístico supone un previo monólogo interior. Es decir, construir un espacio interior donde hay símbolos que aparecen en las imágenes. La naturaleza me interesa por su carácter inalcanzable y por ser un elemento imposible de poseer. Es un misterio en sí mismo y somos nosotros mismos. El silencio y el vacío me interesan, entre otras muchas cosas, por su contraposición con la cultura occidental, por la belleza de la quietud y por su acercamiento a lo elemental. La línea del horizonte crea una incógnita que me ha acompañado toda mi vida; es el espacio (horizontal) que converge con el tiempo (vertical) y crea un punto de tensión metafísica. La bruma y las nieblas producen atmósferas irreales y misteriosas; desdibujan, esconden.

Serie "Paisaxe suspendida" (2012). Carla Andrade.

Serie “Paisaxe suspendida” (2012). Carla Andrade.

En tus últimas series (“Paths of Land”, “Paisaxe Suspendida” o “Last return”) cuesta no ver cierta relación con las obras de Friedrich. ¿Tienes tus propios referentes que analizas previamente o tu investigación va por otro lado?

En estas tres series el paisaje es concebido como un regreso al origen, a nuestro yo natural, más primitivo y salvaje, y que por tanto tiene que ver con el inconsciente. Reflexionan acerca de la idea del doble movimiento paralelo del tiempo; el lineal y el circular, necesario por la incapacidad de predecir lo que está por venir. Este intento de regreso al origen, o de avance hacía atrás, posee una dimensión mítica; otorgando a la naturaleza un carácter poderoso e inalcanzable y evidenciando, al mismo tiempo, la fragilidad del ser humano y el engaño sensorial. Estas ideas están muy relacionadas con las del idealismo alemán y del romanticismo. Así que es inevitable no encontrar ciertas semejanzas con las pinturas de Friedrich o Turner, sobre todo en mis fotos en las que vemos una figurita humana pérdida y abrumada ante la inmensidad de un paisaje. En el caso de estos proyectos, fue algo que no pensé a priori pero que sí descubrí durante. Mi ideas de una concepción biocéntrica de la realidad que rechaza el antropocentrismo imperante en nuestra cultura, o la poesía como apropiación de la realidad tienen mucho que ver con el desencanto romántico, la contraposición al racionalismo, la búsqueda de un más allá, el escapismo, la libertad, etc.. que respaldaban románticos como Hölderlin o Goethe, entre otros.

 

Serie "Last return" (2011). Carla Andrade.

Serie “Last return” (2011). Carla Andrade.

¿Cuáles son tus objetivos a corto y largo plazo?

Suelo plantearme los objetivos a corto plazo, y por ahora son seguir trabajando mucho y aprendiendo. He trabajado en los últimos años colaborando en trabajos de vídeo y por fin me he atrevido a comenzar a hacer los míos propios. Recientemente presenté en el CGAC de Santiago de Compostela lo que hasta el momento es todo mi trabajo audiovisual. Me encanta la fotografía y nunca voy a dejarla pero mi idea ahora es experimentar con otros medios, en este caso el vídeo. Y en el futuro me gustaría salirme de los límites del cuadro que impone una imagen fotográfica o una pantalla.

Serie "Geometría de ecos" (2013). Carla Andrade.

Serie “Geometría de ecos” (2013). Carla Andrade.

Serie "Last return" (2011). Carla Andrade.

Serie “Last return” (2011). Carla Andrade.

Serie "Geografías de ecos" (2013). Carla Andrade.

Serie “Geografías de ecos” (2013). Carla Andrade.